Cómo maridar los vinos de Jerez

Los vinos de Jerez son muy populares y tienen mucho éxito en el maridaje, ya que son muy versátiles y potenciadores del sabor, lo que permite extraer una mayor variedad de aromas y sabores de los diferentes menús. Por ello, hoy en el blog queremos ofrecerte una serie de propuestas para maridar los vinos de Jerez de la manera más adecuada para que puedas disfrutarlos al máximo.

Maridaje del fino y la manzanilla

Ahora que estamos en plena época de ferias, romerías y verbenas, el fino y la manzanilla son los grandes protagonistas. Son vinos entrantes, ideales para servir acompañados de un buen jamón, embutidos ibéricos y quesos suaves.

Son vinos secos, ligeros y delicados al paladar que extraen y potencian los sabores de multitud de platos.
Otro maridaje que va perfecto es el marisco, ya sea cocido o a la plancha y con sabores intensos. También encajarán con los pescados azules o blancos, hojaldres o asados de aves.

Maridaje del amontillado

El amontillado tiene toques tostados de los frutos secos y las maderas que lo convierte en un maridaje especial. Son vinos de acidez equilibrada, perfectos para acompañar carnes asadas, como el cordero y el cochinillo, o platos cocinados a las brasas, como la carne o la verdura.

Combina con salsas clásicas como la holandesa, mousseline, rouille, duxelles, veloutés o bearnesas y también con aquellas que llevan frutos secos.

Maridaje del oloroso y palo cortado

Estos vinos van perfectos para acompañar con carnes de caza, así como el pato, la perdiz o el jabalí, además del cerdo ibérico en todos sus cortes. Y es que, al ser vinos más redondos y estructurados que los anteriores, potencian el sabor de la carne y equilibran el paladar.

Por otro lado, como copa de bienvenida también funciona muy bien, acompañadas de quesos curados o añejos. Al ser vinos más redondos y estructurados que los anteriores potencian el sabor de la carne y equilibran el paladar cuando lo acompañes de los quesos.

Maridaje del medium y Cream

Estas dos variedades de Jerez tienen un dulzor equilibrado que se prolonga en la boca. Por ello, te recomendamos que los combines con recetas de toques dulces, como compotas o la fruta caramelizada para salsas, con postres y también para acompañar a entrantes de foie o los quesos azules.

Maridaje del moscatel y Pedro Ximénez

Para darle dulzor a algunas frutas ácidas, como las frambuesas y los arándanos o los frutos secos, estos vinos encajan muy bien. También sorprenden con los bocados picantes, quesos fuertes o azules a la hora de preparar los entrantes de una comida o cena.